Mindfulness

¿Qué es Mindfulness?

Mindfulness podría traducirse por Atención Plena, y no es ni más ni menos que prestar atención a lo que sucede en el momento presente. Esto parece sencillo, y tal vez obvio, pero no lo es tanto si observamos la de veces que a lo largo del día estamos pensando “en otras cosas“: en lo mal que he hecho ayer tal cosa, en lo que tengo que hacer mañana, en lo que haría en caso de que pasara esto o lo otro…

Este término no es nuevo. De hecho hay escritos muy antiguos donde el término aparece, teniendo su origen en la filosofía budista. Sin embargo, es a finales de los años 70 cuando el Dr. Kabat-Zinn acuña este término, depurándolo de las connotaciones religiosas que pudiera tener, y usándolo con fines médicos. Así, comienza a utilizarlo en la Clínica para la Reducción de Estrés que él mismo funda en la Universidad de Massachusets con pacientes que padecían dolor crónico.

Poco a poco se va expandiendo, especialmente en el mundo de la salud y en el empresarial, y se van demostrando científicamente los beneficios que la práctica de Mindfulness de manera continuada tiene incluso en las estructuras cerebrales.

La incorporación de la atención plena a nuestras vidas nos convierte en observadores neutrales de lo que ocurre, nos desconecta de ese “piloto automático” que a menudo dirige nuestras vidas, nos ayuda a gestionar mejor nuestras emociones desde la aceptación de las mismas, y nos ayuda a RESPONDER en lugar de REACCIONAR. Al observar el presente, nos hacemos conscientes de lo que nos está pasando, y nos vamos adueñando cada vez más de nuestras vidas, dejando de ser esclavos de lo que sentimos o pensamos.

Avalada por la Fundación para la Educación y el Desarrollo Transpersonal, estoy incorporando la práctica de Mindfulness en el trabajo que realizo tanto con niños como con familias o centros educativos.

Se ha demostrado que la práctica de Mindfulness en niños y adolescentes:Talleres de mindfulness para padres, profesores, niños y familias en Madrid.

  • Potencia la memoria
  • Mejora la concentración
  • Aumenta la capacidad de darse cuenta de lo que ocurre tanto dentro de uno mismo como fuera
  • Disminuye la ansiedad
  • Mejora el autocontrol
  • Potencia la empatía y la comprensión hacia los demás
  • Desarrolla habilidades naturales de resolución de conflictos
  • Mejora de forma general la salud

De este modo, se mejora la gestión de las emociones, se adquiere una mayor serenidad y bienestar, se incrementan las habilidades cognitivas, se mejora la interacción social y se da un aumento de la conciencia corporal.